Análisis amplificador integrado Canor AI 1.20

Análisis amplificador integrado Canor AI 1.20-2
Análisis amplificador integrado Canor AI 1.20-2

canor audio

Canor Audio es un fabricante eslovaco con más de 25 años de tradición en productos de audio de alta calidad. El prototipo de su primer amplificador integrado (un modelo a válvulas) se exhibió en abril de 1995 en Brno (República Checa) y ya entonces sus premisas eran perseguir las mejores prestaciones sonoras, combinadas con una estética y usabilidad de primera fila.

Su catálogo comprende amplificadores con tecnología de válvulas y también a transistores, además de híbridos. Todas las válvulas que usan pasan por unos estrictos estándares de control con maquinaria propia de medición. Después, los productos completos se analizan uno a uno con aparatos de última hornada (Audio Precision) y cada uno recibe una prueba de escucha después del rodaje.

Un detalle importante propio de Canor son sus placas de circuito impreso CMT (por “Canor Milling Technology”, tecnología de mecanizado de Canor). Las placas no solo se diseñan pensando en el mejor rendimiento en audio por el recorrido de las señales y alimentaciones en sus pistas, sino que también se mecanizan diferentes “canales” que introducen separaciones entre componentes. Esto consigue minimizar las pérdidas por el dieléctrico de las placas (que actúan como condensadores), algo crítico con válvulas en los circuitos, consiguiendo así circuitos equivalentes a conexiones “al aire” óptimas, pero de forma repetible o sistemática.

Amplificador Integrado Canor AI 1.20

El amplificador integrado Canor AI 1.20 es uno de los productos estrella de la marca. Se trata de un integrado de estado sólido y dimensiones relativamente compactas (aunque 28 kg de peso) cuya salida de potencia trabaja en Clase A pura hasta 50 vatios (bajo 4 ohmios, 30 W con cargas de 8 ohmios). Además usa solamente dos transistores de salida por canal (es decir uno en cada fase de la señal), la misma técnica purista que se usa en amplificadores a válvulas. Es posible activar el modo Monoaural del amplificador y “sincronizar” dos unidades para contar con un sistema de 100 vatios de potencia por canal, siempre en pura Clase A. Además en esa situación (doble mono con dos unidades) cada amplificador trabaja de modo totalmente simétrico balanceado.

Destacada-Blog-Audiogallery-Analisis-amp-int-Canor-AI-1_20

El Canor AI 1.20 mide los habituales 43 centímetros de ancho y tiene una altura de 17 cm con una profundidad de 48 cm. La estructura interna es totalmente simétrica y también “doble mono”, empezando por un transformador toroidal para cada canal, colocados justo tras el frontal, y continuando con las placas de cada etapa a lo largo de cada parte lateral. Esta disposición permite que los transistores de salida estén directamente acoplados a los grandes radiadores y Canor lo hace a través de unas barras de cobre puro para conseguir su máxima estabilidad térmica y una buena transmisión del calor (la Clase A implica que  mucha energía se emitirá como calor).

En la parte central del chasis, un “túnel” metálico encierra la fuente de alimentación auxiliar (controles) y un filtro especial de la corriente entrante de la red (230 V) que usa inductancias con cobre nanocristalino. Esa sección está bien aislada del resto, pues el túnel tiene paredes de placas de aluminio de 10 mm de sección. En la parte trasera, junto a las conexiones, está la placa de selección de fuentes (a través de relés) y el control de volumen. El AI 1.20 cuenta con cinco entradas RCA y una balanceada XLR.

En cuanto al control de volumen, propio de la marca, usa una red de relés, con conexiones minimalistas de cara a la señal de audio y con una precisión de 1 dB ajustable desde el mando a distancia. Un elemento clave en los Canor es precisamente el sistema de control e interfaz de usuario. La pantalla digital ocupa buena parte del frontal, con una tipografía clásica de puntos, de excelente legibilidad incluso a gran distancia. La ganancia global del amplificador se ha dejado en 30 dB, suficiente para las fuentes modernas y no excesiva para impedir problemas de ruidos.

Análisis amplificador integrado Canor AI 1.20-31

Volviendo al interior, la alimentación de cada etapa está muy trabajada: tras el toroidal (uno por canal) hay una notable sección de filtrado (red RC) con grandes condensadores (de 33.000 microfarados a 35 V) que suman una capacidad total de 264.000 microfaradios. En reposo, la Clase A hace que el Canor consuma 305 vatios de forma continua, de ahí la necesidad de buena disipación. Pese al uso de una sola pareja de transistores de potencia por canal, la impedancia de salida es baja: el damping factor es de 500 a 8 ohmios (250 a 4). Además de la excelente alimentación, para evitar problemas si se llega al límite de la potencia disponible el Canor tiene un circuito de “soft clipping” que imita cómo distorsionan las válvulas, de forma suave y sin poner en riesgo los altavoces conectados.

          

Toroidales dual mono

Análisis amplificador integrado Canor AI 1.20-5

Justo detrás del frontal están los dos transformadores toroidales que alimentan cada canal, derecha e izquierda.

          

Condensadores alimentación

          

transistores salida

          

barra cobre

          

Selección entradas

Análisis amplificador integrado Canor AI 1.20-9

En el panel trasero está la selección de entradas y la placa de control de volumen. Esta usa 12 relés y una red de resistencias de precisión y calidad audiófila.

          

Fuente de Alimentación auxiliar

En el panel trasero está la selección de entradas y la placa de control de volumen. Esta usa 12 relés y una red de resistencias de precisión y calidad audiófila.